El entrenamiento de fuerza para Spartan Race

La importancia del trabajo de fuerza en carreras de obstáculos

Muchos son los corredores que no prestan al entrenamiento de fuerza la importancia que se merece. Siempre se ha dicho que la hipertrofia es uno de los mayores enemigos del corredor de fondo, no obstante, la falta de musculatura puede llevar consigo bastantes riesgos que podrían evitarse fácilmente. Las Spartan Race combinan la parte más exigente del trail running, con pruebas de todo tipo que te harán sufrir durante kilómetros y kilómetros plagados de desnivel. A continuación te dejamos algunas razones de porqué el trabajo de fuerza, ya sea en gimnasio, en cuestas o mediante deportes complementarios, debería formar parte de tu rutina semanal.

Prevención de lesiones

crossfitter

Todos los corredores, en mayor o menor medida, nos hemos enfrentado a alguna lesión derivada del impacto contra el asfalto o la montaña, alguna sobrecarga muscular que nos ha impedido entrenar con normalidad o, incluso, a bajadas de defensas a causa del estrés al que sometemos a nuestro cuerpo. Las carreras de obstáculos llevan tu cuerpo al límite desde el primer momento. Todos los factores de riesgo previamente mencionados se acentúan cuando llevamos a cabo nuestra actividad favorita, ya sea entrenando o compitiendo. El trabajo específico de fuerza nos ayudará a reducir estos peligros, llegando casi a eliminarlos por completo.

Muchas veces, el trabajo de fuerza se corresponderá con la creación de una base sólida que nos permita encarar la parte posterior de nuestro plan de entrenamiento. “Entrenar para entrenar”, lo llaman muchos entrenadores. Y es que, por ejemplo, cargar durante un kilómetro con un cubo lleno de piedras siempre va a pasarnos factura, pero un trabajo de fuerza adecuado nos ayudará a tolerar mejor el impacto, mejorar la recuperación muscular y reducir el estrés al que sometemos nuestro organismo.

Aumento de la eficiencia

Respecto a los segmentos de carrera, una mayor resistencia muscular se traducirá en una mayor resistencia a la fatiga. Esto nos ayudará a mantener la técnica con el paso de los kilómetros, siendo más eficientes y económicos al correr. Aparte de esto, un aumento de fuerza en el tren inferior nos ayudará a afrontar con más punch los tramos con más desnivel, sosteniendo el ritmo de subida por más tiempo.

Respecto a los obstáculos, la mejora tanto de la fuerza máxima, como de la fuerza resistencia, hará que podamos afrontar cualquier prueba con más garantías. Por una parte, tendremos mayor seguridad en aquellos obstáculos técnicos en los que exista riesgo de fallar. Por otra, podremos superar con mayor velocidad y resistencia muscular las cargas y arrastres que encontremos en el recorrido.

Potencia en el tramo final

Los kilómetros finales suelen ser críticos para un corredor de Spartan Race (y para cualquier fondista en general). A causa del desgaste muscular, mantener el ritmo de carrera, superar los obstáculos finales y evitar las “pájaras” o los tan temidos calambres, son desafíos a la altura del mismísimo Leónidas.

Llevar “los deberes hechos”, nos ayudará a llegar muchísimo más frescos a los tramos finales de carrera, manteniendo la potencia en los segmentos finales e, incluso, gastando los últimos cartuchos para superar al resto de nuestros rivales.

Y tú, ¿cómo afrontas el entrenamiento de fuerza? ¿Sigues una rutina específica para Spartan Race? Cuéntanoslo en los comentarios.

Publicado en Entrenamiento.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *