Spartan Race Córdoba

SPARTAN RACE CÓRDOBA

14 de noviembre de 2020 ~ Pendiente de confirmación, Córdoba

Distancias disponibles: Sprint (5 km) y Super (10 km)

CARRERA Y RECORRIDO

Antes de empezar: la localización del año 2020 sigue pendiente de confirmación. La descripción del recorrido se ha hecho en base a la edición de 2019. Si finalmente fuese diferente este año, se procederá a actualizar el post.

Spartan Córdoba cuenta con un recorrido muy completo: un inicio por pista de alrededor de 4 kilómetros que permite correr rapidísimo. El segundo tramo de carrera, 100% trail, empieza con una subida explosiva y una bajada muy técnica que te obliga a correr agachado bajo las copas de los árboles. La carrera vuelve a la pista en su tramo final, donde los obstáculos más complicados empiezan a sucederse hasta llegar a la batería de pruebas finales antes de entrar a la meta en la zona del festival.

Spartan Race Córdoba es una carrera en la que encontraremos una muestra de todo lo característico de Spartan Race. Como único punto negativo, si buscas disfrutarla, la carrera quizás se te haga demasiado corta. En la edición de 2019, el grueso de corredores élite entraron a meta entorno a una hora en la distancia Super.

LOCALIZACIÓN

La edición de 2019 tuvo lugar en el Parque Urbano El Patriarca, situado en la zona del Brillante de Córdoba capital, a escasos minutos del centro. Es posible que la localización no sea tan “bonita” como las que pueden tener otras Spartan Race, pero es un lugar muy bien comunicado al que es sumamente fácil llegar desde cualquier parte de la ciudad.

Como nota negativa, podríamos decir que Córdoba no es la ciudad más accesible de España para los racers del resto de Europa. Este hecho, sumado a que es una de las últimas carreras del calendario, tan solo una semana después de los mundiales de Ultra y Trifecta, causó que la presencia de racers internacionales fuese bastante escasa en la edición de 2019.

Imagen vía Diario Córdoba.

FESTIVAL

La zona del festival de Spartan Race Córdoba es, sin duda, uno de los puntos a mejorar de cara a la edición de 2020. Espacio algo reducido con las carpas concentradas en la zona central, terreno incómodo lleno de barro y polvo y un servicio de restauración y descanso limitado hasta el punto de que conseguir un café fuese casi misión imposible. Los stands comunes al resto de Spartan Race, así como los de patrocinadores, están bien indicados y pueden encontrarse sin problemas.

Respecto a la zona de obstáculos, a pesar de rodear toda la zona del festival, contaba con pocas pruebas realmente “vistosas” en la parte final, siendo la jabalina la gran protagonista por delante del Hercules Hoist y la subida a la cuerda. Incluir alguno de los obstáculos de suspensión que en la edición de 2019 se encontraban a pocos metros del festival podría ser un gran acierto de cara al público.

VALORACIÓN